Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Un paso más en la Ruta

Correo electrónico Imprimir PDF

pinareja.jpg

MI LARGA PISTA

Me llamo Rubén, soy seminarista y Akela de la manada San Juan de la Cruz de Toledo.

Del 16 al 18 de octubre realicé la Larga Pista, que ha sido una experiencia única, muy bonita y provechosa; se podría resumir en este himno que rezamos en hora intermedia:

servir.pngAndo por mi camino, pasajero,
y a veces creo que voy sin compañía,
hasta que siento el paso que me guía,
al compás de mi andar, de otro viajero.

No lo veo, pero está. Si voy ligero,
Él apresura el paso; se diría
que quiere ir a mi lado todo el día,
invisible y seguro el compañero.

Al llegar a terreno solitario,
Él me presta valor para que sigua,
y, si descanso, junto a mi reposa.

Y, cuando hay que subir monte (Calvario
lo llama Él), siento en su mano amiga,
que me ayuda, una llaga dolorosa.

La Larga Pista comenzó con la misa en las Concepcionistas de Illescas y ya desde el principio fue poner todo en manos del Señor y su madre María Inmaculada. Más tarde llegué a Cercedilla, desde allí siguiendo el Camino de Santiago y tras hacer un croquis topográfico, llegué al sitio en el que pasé la noche, donde hice pan y recé un rato largo.

Al día siguiente me levanté de madrugada para llegar a Segovia antes de las 10 de la mañana, hora en que había misa en la Catedral; a continuación me dirigí al convento de los Carmelitas Descalzos donde está enterrado S. Juan de la Cruz, nuestro patrón de grupo; esto fue un maravilloso regalo del Señor: tener delante a nuestro patrón y contarle y pedirle y sentirme protegido por él, no sólo en la Larga Pista sino también todo el año en la manada; después continué hasta Ortigosa del Monte y de allí a un refugio en las proximidades del pico de Pasapán.

san_juan_de_la_cruz.jpg

El último día sólo tenía una instrucción: ir a la Pinareja pasando por el pico del Oso y allí rezar, disfrutar de las vistas y realizar un croquis panorámico; fue justo cuando empezaba el croquis cuando llegaron mis instrucciones: D. Enrique, formador del Seminario y Santiago, jefe de grupo. Una vez juntos, tuvimos la Eucaristía.

Han sido unos días de gracia. Es cierto que en algunos momentos el esfuerzo era grande, pero entonces pedía al Señor más constancia; también había momentos de prueba a nivel físico y espiritual y entonces le pedía más paciencia; también le pedía, sin cansarme, más prudencia a la hora de actuar. Y Él, que no sólo escucha nuestra peticiones, sino que muchas veces nos concede regalos que no le hemos pedido, en esta Larga Pista me ha regalado acercarme más a Él a través del silencio, la naturaleza y la oración poniéndome en sintonía con Él, para poder decirle de nuevo:

Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad.

 

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.