Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

LA BUENA ACCIÓN DIARIA (B.A.)

Correo electrónico Imprimir PDF

En tiempos de paz, el caballero andante era aquél que partía buscando rendir servicio cada día.

Tú también, después de tu promesa, descubrirás las necesidades cotidianas de los que te rodean. Sin que ellos te vean, les echarás una mano, ¡bravo!

Con el entrenamiento adecuado, aprenderás que durante un día hay una decena de ocasiones para prestar servicio; antes, quizá, había que decírtelo, pues no las veías.

Aplicando la B.A. diaria, aprenderás a observar a tu alrededor. Estarás siempre atento a los que te necesitan. Nadie se te escapará. Es más, te divertirás haciendo tus buenas acciones en secreto, y, por la noche, te darás cuenta de que tu estante de trofeos ha aumentado.

Poco a poco, el juego de la B.A. se volverá natural e instintivo. Pero no es automatismo ni rutina.

Nada que ver tampoco con esos "veteranos combatientes" que te dirán: "yo, la B.A., la hago naturalmente, sin pensar en ella" . Piensan tan poco en ella que si cada noche se parasen contarlas, se llevarían una sorpresa.

Cuando llegue la noche, piensa en el joven del que habla el Evangelio de San Juan (Jn. 6, 9): no tiene más que cinco panes y dos peces y hay que alimentar a una gran multitud. Del mismo modo, tú no tienes más que algunos servicios prestados para hacer frente a la miseria y a la injusticia del mundo. Pero Jesús multiplicó los panes y los peces y la muchedumbre quedó saciada. De la misma forma, Él dará una fuerza tal a tus gestos de amistad y de servicio que tendrán una gran utilidad para el mundo.

Así pues, no lo dudes más; no lleves la cuenta de tus servicios cotidianos. Haz crecer en ti, en cada momento, una costumbre auténtica de servicio.

Jose Manuel Castaño CN

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.