Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Guías y Scouts de Europa, un gran ejemplo

Aunque todavía con una reducida, aunque muy activa, presencia en España, el movimiento de Guías y Scouts de Europa es hoy un factor importante en la formación de la juventud europea, sobre todo en países como Francia, Polonia, Italia y, en mayor o menor medida, en otros muchos. La Eurojam celebrada este mes de agosto en Francia, y sobre la que ForumLibertas informa ampliamente, es una excelente demostración de ello.

 

El escultismo, el movimiento de formación de jóvenes creado a principios del siglo XX por Baden Powell, sigue siendo una de las mejores respuestas y sin duda la más global. Muy pronto la Iglesia percibió este potencial e hizo suyos todos los fundamentos y metodología, y situó a Jesucristo en el centro de la educación de los jóvenes. El escultismo, con el paso de los años, se convirtió en bastante más que una gran organización de juventud. Dio lugar a un estilo, a una forma de entender la vida, donde la responsabilidad, el valerse por uno mismo, el esfuerzo, y al mismo tiempo la solidaridad, la fraternidad, el espíritu de equipo, la vocación de servicio, y la relación con Dios, constituían el marco de referencia.

Las crisis que desencadenó el surgimiento de la sociedad desvinculada en Europa, a partir de finales de los sesenta y que se prolongó las dos décadas posteriores, dañaron en una medida extraordinaria al movimiento de guías y scouts, alterando sus fines y metodología, hasta llegar a destruirlo, o dejarlo reducido a un grupo postmoderno más. Su influencia en la sociedad cayó en picado. Un estudio, uno de los escasos realizados en este país, sobre los efectos del escultismo en la sociedad, referido a la experiencia catalana donde tuvo una importancia extraordinaria, explica que, cuando se eligió el Parlamento catalán, la mitad de los diputados, más de un centenar, habían sido scouts, hoy apenas llegan a la decena. Aquella capacidad de liderazgo en el servicio se ha esfumado.

En aquel contexto autodestructivo, surgió, primero en Francia para extenderse después por otros países, las Guías y Scouts de Europa, dispuestos a rescatar y mantener la metodología clásica, precisamente la base de su éxito, y su dimensión educadora de la fe, el escultismo católico. Hoy, si en Europa hay una herencia del movimiento original, se encuentra en gran medida en ellos, y si existe un escultismo depositario de la gran tarea histórica del escultismo católico también la tienen ellos. No solo, pero sí a escala europea en la medida decisiva. En este camino de crecimiento su vida no fue fácil. Para empezar, el laicismo francés los vio siempre con antagonismo declarado. En ocasiones y según los países, los pastores que no tenían el valor de reconocer que su escultismo formalmente diocesano no era ni siquiera religioso -no digamos ya católico- prefirieron evitar toda ayuda, para no complicarse la vida. Una razón de vuelo gallináceo, ciertamente, pero tan extendida que la citación abarcaría no pocas diócesis.

Pero la realidad es pertinaz. Hoy, si se quiere un movimiento capaz de proporcionar a los jóvenes, fe y aventura, educación en la virtud y diversión tan intensa que marca toda la vida, la opción clara son los Scouts y Guías de Europa. Desde Fórum Libertas dan fe de ello diversos de nuestros colaboradores, antiguos scouts -Rovers- de largo vuelo, educados en el escultismo católico y en el aconfesional.

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.