Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

EL UNIFORME: SIGNO DE UN IDEAL

Correo electrónico Imprimir PDF

EL UNIFORME: SIGNO DE UN IDEAL


Tu uniforme no es ni un mero disfraz, ni el signo de que eres uno de los valerosos miembros de la 1ª de Cáceres, por muy respetable y antigua que sea...

El uniforme es el signo de que eres scout, un scout de Europa.

Tienes el honor de pertenecer a un movimiento con una larga historia. Miles de muchachos antes que tú, han ido escribiendo sus páginas; hoy, te beneficias de su abnegación, de su coraje, que han forjado la reputación del movimiento.

El uniforme de este movimiento no es de tu propiedad. Ni de tu patrulla. Ni tan siquiera de tu tropa. Es el signo de una historia y de un ideal que te sobrepasan, que sobrepasan a tu patrulla, que sobrepasan a tu tropa.

Por ello debes estar orgulloso de él. Debes mostrar tu orgullo respetándolo tal y como se indica en el ceremonial, ni más ni menos: las fantasías de cualquier clase son superfluas e inútiles, incluso cuando parten con una buena intención. La manera con la que respetas el ceremonial y con la que llevas el uniforme, es también la manera con la que respetas la ley scout; respetar el uniforme es ser leal al movimiento y a sus jefes (artículo 2º).

El uniforme es un signo para los demás scouts de Europa:
- las cintas de patrulla, el colorido de la pañoleta, la banda de grupo, el escudo de provincia, son los símbolos de los grupos y comunidades de las que eres miembro;
- las insignias de clase y especialidades, son los signos de tus capacidades.

Pero es sobre todo un signo para todos aquellos que no son scouts:
- la cruz scout, llevada sobre el pecho y sobre la boina, es señal de nuestro compromiso cristiano; es el signo de nuestro ideal y de nuestra fe;
- el cuello abierto, las mangas remangadas, un paso enérgico, son el signo de que estamos siempre alerta;
- la sonrisa en los labios en cualquier circunstancia y un comportamiento abierto y acogedor de cara a los demás, son los signos de que verdaderamente somos amigos de todos.

Así, tu apariencia exterior testimonia que estás siempre listo para servir a los demás, porque has decidido mediante tu promesa, caminar sobre los pasos de Jesucristo. El uniforme no pretende mostrar otra cosa. Esfuérzate, siendo fiel y leal, en ser para los demás el signo vivo de un ideal.


(Tomado de JP. ¡Coge el timón! "El uniforme".)

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.