Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

EL CUADERNO DE CAZA

Correo electrónico Imprimir PDF

Un nuevo año scout comienza. Las patrullas se reorganizan, se convocan los Consejos de Jefes, y de Patrulla, se empieza a diseñar el programa del año en función de las líneas directrices de la Corte de Honor del campamento, cambian algunas cosas, e incluso algunas jefaturas. En definitiva, la máquina vuelve a ponerse en funcionamiento tras el parón vacacional.

Y entre esos cambios, en el marco de tu patrulla, querido jefe (ya seas nuevo o viejo en el cargo), hay uno que es fundamental, pues determinará en buena medida la marcha y la progresión tanto de la patrulla como de los scouts que la componen: la distribución de los Puestos de Acción y de los cargos.

Como sabes, estos dos elementos del método scout son como los engranajes de un reloj, de tal manera que si una de estas ruedas dentadas no anda o funciona mal, provocará que el reloj atrase. Para evitar esto, cada uno de los componentes de la maquinaria del reloj (los patrulleros) debe conocer a la perfección cuál es la misión que desempeña en el conjunto (la patrulla). Para ello es de vital importancia que desarrolle su papel, que conozca cuál es el papel de los demás y, sobre todo, que sepa organizarse con la suficiente rapidez como para alcanzar el ritmo adecuado que permita que la patrulla marche bien.

Uno de los componentes que todo scout tiene para desarrollar a la perfección su labor y que además resulta ser fundamental, es el CUADERNO DE CAZA.

El cuaderno de caza no es un diario, sino más bien el soporte en el que, al igual que un científico, el scout irá reflejando los conocimientos propios de su especialidad (Puesto de Acción y especialidades), sus descubrimientos, así como los que corresponden a otras parcelas que no son la suya, pero que son imprescindibles para su progresión.

El cuaderno de caza se parece también al de un explorador (=scout) que, tras realizar un largo y arriesgado viaje por tierras desconocidas, ha reflejado cada uno de los detalles y descubrimientos realizados sobre el papel, para después poder mostrarlos al mundo. En él podréis apreciar con qué mimo se han hecho los dibujos de tal o cual especie animal o vegetal, con qué orden se han anotado las observaciones e incluso con qué esmero se han decorado algunas de sus páginas o portada.

Así es y así debe ser el cuaderno de caza de un scout. En él, que le acompañará a donde quiera que vaya, estarán desarrolladas cada una de las pruebas de su puesto de acción, se tomarán los apuntes de las pruebas que los demás P.A. expliquen y enseñen, se anotarán las resoluciones adoptadas en los CDP y las indicaciones dadas por el JP para una actividad, etc. Así pues, es imposible concebir a un scout sin su compañero de papel inseparable, sin su cuaderno.

En definitiva, el cuaderno de caza, aparte de ser el vivo reflejo del carácter del scout que lo tiene, debe convertirse, al final del periodo scout de un patrullero, en una verdadera memoria de su paso por la tropa y por su patrulla.

Tú, como JP debes exigir a tus chicos constancia y seriedad en este tema, insistiendo en la necesidad y obligatoriedad de tener y asistir a todas las actividades con el cuaderno de caza. La decoración que cada scout le aplique al cuaderno es cosa suya, siempre que sean motivos relacionados con nuestro espíritu y nuestro estilo de Scouts de Europa.

Espero ver tu cuaderno la próxima vez que nos veamos.
Adelante y Buena Caza.


José Manuel Castaño Aguilar, CNS.

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.