Asociación Española Guías y Scouts de Europa

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

QUERIDO HERMANO SCOUT

Correo electrónico Imprimir PDF

Con esta salutación fraternal es como nosotros, los scouts, comenzamos nuestras cartas. Querido, pues expresamos un sentimiento de amor para con quien nos comunicamos. Hermano, pues lo somos a través de nuestra condición de hijos adoptivos de Dios y Scout, pues compartimos una misma promesa, que nos hace sentir muchas cosas de una misma manera. Pero desgraciadamente, la desaparición de la sana costumbre de escribir (bien sean cartas en papel o por correo electrónico), está llevando también a la desaparición de una costumbre muy scout como es la de establecer contacto con otros hermanos, de nuestro país o de fuera de él.

Yo establecí mi primer contacto con un scout de otro país en 1986, a raíz de la realización de una campamento de verano con una tropa francesa. Hicimos buena amistad y a partir de ese momento comencé a escribirme con mi amigo Geoffroy: nos contábamos qué hacíamos en nuestras patrullas; nos intercambiábamos sellos e insignias, etc. Por supuesto, cada uno escribía en su idioma o en el del otro, lo que me sirvió para avanzar algo en mi francés. Por entonces tenía 14 o 15 años, y era el único de mi clase que contaba entre sus amigos a un chico de otro país.

Después, ya como piloto y jefe, han sido varias las veces en la que he participado en actividades internacionales, y de todas ellas siempre he ganado amistades de muchos sitios.

Gracias a estas amistades he descubierto qué actividades hacen nuestros hermanos scouts en sus respectivos países, cuáles son sus costumbres y tradiciones, e incluso qué técnicas emplean para, por ejemplo, encender fuego en condiciones adversas.

Todo esto ha enriquecido mi formación scout y personal, pero sobre todo, me ha servido para apreciar y respetar mejor a los demás, pues, como dice un buen amigo mío, scout como nosotros, ahora, cada vez que se habla de un país de Europa, yo tengo la suerte de relacionarlo con unas personas concretas, poniéndole rostro a algo que hasta entonces sólo tenía unas fronteras y una bandera.

Muy pronto vosotros también podréis disfrutar de esta experiencia de una forma activa, a través del Eurojam de 2003, pero, ¿para qué esperar? Os invito a que desde este momento mantengáis correspondencia con chicos y patrullas de otros países de nuestra magnífica Unión Internacional. Hacedlo si queréis como si se tratara de una exploración. Establecer contacto con una tropa cuyo santo patrón sea el mismo o con chicos de patrullas de diferentes países (Francia, Portugal, Italia, Polonia, ...), de manera que esta experiencia os sirva para conocer distintas formas de practicar un mismo escultismo. A buen seguro que esto incrementará vuestra ilusión y vuestra formación como personas.

Ya sabéis cómo tenéis que empezar: querido hermano scout; cher frêre scout; dear brother scout... A partir de aquí, presentaros y continuar la aventura.

José Manuel Castaño Aguilar. CNS.

Asociación Española Guias y Scouts de Europa. Miembro de la Federación de Escultismo Europeo - FSE

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.